lunes, 22 de junio de 2009


"En estas condiciones, el trabajo poético es un ejercicio órfico. Siento a Eurídice en mi brazos, pero si la miro, la mato. Huye la visión si el pensamiento ilumina demasiado su desnudez. Para mí el poema ha sido siempre una lucha, una agonía, un amargo juego dialéctico"

Humberto Díaz-Casanueva

1 comentario:

mar.tinta dijo...

me siento un poco como él.
:(