miércoles, 15 de abril de 2009


este es un bar que visité durante muchos años. se llamaba "el barquito" y se encontraba en la esquina de cármen con marín. los que me conocen saben el grado de importancia que tuvo (y tiene) este lugar para mi: allí organicé mi primera lectura pública junto a un pequeño grupo de amigos, ahí comencé mi relación con la nane, mantuve relaciones de amistad etílica con muchas personas, más de una vez me agarré con alguien (o varios), en fin, es un lugar con el que me identifico plenamente y gracias la cual aparece mi necesidad por recorrer santiago. por desgracia, el bar fué demolido para dar paso a la ampliación de la universidad católica silva henríquez.

otra pérdida lamentable es la demolición de la peña de los parra, ubicada un poquito más arriba por calle cármen. de eso si que prefiero no mostrar fotos. como dijeron por ahí: "ni los milicos la botaron, ahora la bota la concerta".

por qué escribo esto? supongo que por nostalgia no más. creo que una parte de mi se fué a la mierda cuando demolieron "el barquito". también lo hago porque me parece atroz que la gente de esta ciudad, me refiero a santiago y específicamente a la comunda de santiago centro, quiera borrarse, blanquearse o en términos más utilizados y, por lo mismo, menos despectivos, (post)"modernizarse", perdiendo así lo poco y nada que le va quedando de memoria arquitectónica, vital y vivencial, es decir, de identidad a esta ciudad.

yo pierdo pero no tanto, porque me quedan los recuerdos y un puñado de personas para comentarlos, pero santiago pierde y no poco: pierde la posibilidad de conservar una memoria fuera de la postal, pierde identidad ciudadana,  y finalmente, tras la fachada de un paz froimovich, se pierde a sí misma.

3 comentarios:

silvio valderrama g. dijo...

hay cero respeto por el patrimonio popular en este país culiao, cero sentido de propiedad sobre lo que "es nuestro". sin duda eso es el "progreso" del que tanto se habla.
saludos manuel.

Anónimo dijo...

T_T de dónde sacaste todas esas fotos!!!! me voy a morir!!!

no me alcanza las palabras...

Anónimo dijo...

Un amigo me contó un sueño: decía que Clint Eastwood disparaba a la cordillera de Los Andes, que ésta caía y no era más que una escenografía de cartón piedra.
Eso somos, o al menos en eso estamos... derribando la memoria para levantar fachadas de cartón piedra con piscina y gimnasio, con una gran sonrisa de familia caucásica ABC1. El problema es que los ciudadanos no existimos, porque la compra-venta de los espacios se realizan entre privados, al alero de autoridades que claramente actúan en la sombra de la propia conveniencia. Nada nuevo bajo el sol, digo el Rey Salomón 8y eso que a él le echaron abajo el Templo)

Salve oh amice!

Lappa